Palaemon elegans | Sobre el camarón de charco

Snorkel Things utiliza enlaces de afiliados. Si realizas una compra a través de estos enlaces, un pequeño porcentaje irá para Snorkel Things. ¡Gracias por tu apoyo!

¿Has ido a hacer snorkel en Europa y has visto una gamba? Si estabas en las aguas poco profundas, ¡es muy probable que hayas visto a Palaemon elegans! Más conocido como camarón de charco, es uno de los invertebrados más omnipresentes en el Atlántico del noreste, el Mediterráneo y más allá.

Si has visto un camarón de charco y quieres saber más, sigue leyendo mientras nos sumergimos en su hábitat natural, su dieta, sus hábitos y mucho más.

Palaemon elegans: Aspecto

El camarón de charco es una gamba típica en cuanto a su aspecto, hasta el punto de que es fácil confundirlo con muchos de sus primos del género Palaemon, sobre todo con el Palaemon serratus. Alcanza un tamaño máximo de unos 6 cm (las hembras son más grandes que los machos) y es prácticamente translúcido.

Dependiendo del hábitat, Palaemon elegans suele presentar un patrón de rayas y franjas de color entre marrón oscuro y negro, con puntos blancos en el cuerpo y bandas azules y amarillas en las patas.

Nombre (común, científico)Camarón de charco, Palaemon elegans
FamiliaPalaemonidae
DistribuciónAguas europeas y norteafricanas
HábitatPozos y piscinas de roca

Planea tu próximo viaje de snorkel

Hábitat natural del Palaemon elegans

Este camarón es omnipresente en su área de distribución natural en el noreste del Atlántico, así como en el Mar Mediterráneo y el Mar Negro. Es una especie costera, lo que significa que habita en zonas litorales poco profundas y en pozas de marea. Suele encontrarse en las zonas rocosas, donde se dedica a buscar algas, biopelículas y otros alimentos.

Por ejemplo, las fotos que aparecen en este artículo las saqué en las piscinas naturales de Gran Canaria, que están llenas de Palaemon elegans. Les gustan los lugares con algo de sombra donde están protegidos de los depredadores.

Especie invasiva

Como muchas otras especies, se ha producido consternación por la aparición de este bicho en lugares a los que no pertenece.

Según el Compendio de Especies Invasoras (Invasive Species Compendium), Palaemon elegans fue introducido en los mares Caspio y Aral en los años 50. También se ha extendido con una gran rapidez en el sur del mar Báltico, sobre todo en la costa polaca, y en el norte hasta Finlandia.

No es raro que las especies del Atlántico emigren más al este (como por ejemplo el gusano de fuego que llegó al Mar Mediterráneo). Sin embargo, la mayoría no consigue llegar a zonas como el Mar Báltico debido a los niveles de salinidad más elevados.

Al camarón de charco no le importan demasiado los niveles de salinidad: es muy adaptable. Ésta es una de las principales razones por las que ha podido extenderse con tanta eficacia. Incluso se ha encontrado en la costa este de los Estados Unidos.

Camarón de charco (Palaemon elegans), foto súper macro.
Camarón acuatico nadando en aguas pocas profundas.

Palaemon elegans: Datos

Dieta

Como la mayoría de las gambas, Palaemon elegans es omnívoro, y tampoco es especialmente exigente. Ya sean detritus, pequeños organismos o algas – consumirán alegremente casi todo.

Un estudio descubrió que los individuos del Mar Báltico comían alrededor de un 60% de materia animal y un 40% de algas, pero estos porcentajes pueden variar en función de lo que esté disponible en la zona.

Reproducción

Palaemon elegans se reproduce desde la primavera hasta el verano. Al igual que otros camarones de la familia Palaemonidae, da a luz a larvas (también llamadas zoaea) en lugar de a crías completamente desarrolladas.

Tras el apareamiento, la hembra transfiere cientos de huevos fecundados de sus ovarios a su vientre, abanicándolos regularmente con sus patas traseras (también llamadas pleópodos) para mantenerlos oxigenados. Estos huevos eclosionan en las zoaeas, que se parecen a las gambas, pero son tan pequeñas que se consideran planctónicas.

A medida que las zoaeas crecen, pasan por varias fases larvarias diferentes, cada una de las cuales comienza con una muda del exoesqueleto. Finalmente, se transforman en su forma adulta, aunque seguirán creciendo y mudando durante aproximadamente un año.

¿Sabías que? La esperanza de vida total del camarón de charco, según un estudio del año 2009, es de 15 meses para los machos y de 21 meses para las hembras.

En la ciencia

Se han realizado numerosas investigaciones científicas usando Palaemon elegans. En particular, hay muchos estudios que analizan la captación y la regulación de metales pesados como el zinc, el cobre y el cadmio por parte de esta especie de camarón.

El gran interés de este tema se debe a que el camarón de charco es capaz de regular en cierta medida los niveles de algunos de estos metales en su cuerpo. Esto, a su vez, es interesante porque los océanos de todo el mundo están cada vez más contaminados con los metales pesados, lo que supone una amenaza para muchas especies acuáticas.


Si tienes más preguntas sobre el Palaemon elegans o si quieres compartir algo sobre tus propios encuentros con este común camarón de charco, ¡no dudes en dejar un comentario abajo!

Fuentes

https://www.cabi.org/isc/datasheet/70617

Bilgin, S., Ozen, O., & SAmSuN, O. (2009). Sexual seasonal growth variation and reproduction biology of the rock pool prawn, Palaemon elegans (Decapoda: Palaemonidae) in the southern Black Sea. Scientia Marina73(2), 239-247.

Janas, U., Zarzycki, T., & Kozik, P. (2004). Palaemon elegans-a new component of the Gulf of Gdańsk macrofauna. Oceanologia46(1).

Jażdżewski, K., Konopacka, A., & Grabowski, M. (2005). Native and alien malacostracan Crustacea along the Polish Baltic Sea coast in the twentieth century. Oceanological and Hydrobiological Studies34(1), 175-193.

Lesutienė, J., Gasiūnaitė, Z. R., Strikaitytė, R., & Žilienė, R. (2014). Trophic position and basal energy sources of the invasive prawn Palaemon elegans in the exposed littoral of the SE Baltic Sea. Aquatic Invasions9(1).

White, S. L., & Rainbow, P. S. (1982). Regulation and accumulation of copper, zinc and cadmium by the shrimp Palaemon elegans. Marine Ecology Progress Series8(1), 95-101.